Elon Musk, la carrera a Marte ha comenzado

Luego de 45 años de ausencia volvemos a fijar nuestro horizonte en las estrellas, donde la maravilla y la soledad son una.

El Falcon Heavy, el cohete más grande y potente de la compañía SpaceX, despegó el pasado 6 de febrero para iniciar la carrera hacia el planeta rojo.

 

Por Fernando García

Analista de tecnología social

¿Es el destino de la raza humana conquistar el espacio exterior? Luego de 45 años de ausencia volvemos a fijar nuestro horizonte en las estrellas, donde la maravilla y la soledad son una. Los riesgos son muchos, pero algunas veces la tecnología representa un riesgo demasiado alto como para no ser creada, la cuestión es ¿estamos listos para dejar nuestro planeta?

En sus marcas, listos, ¡Marte! La carrera al planeta rojo ha comenzado y ha sido por una empresa privada, el 6 de febrero a las 13:45 horas despegó el Falcon Heavy, el cohete más grande y potente de la compañía SpaceX. Con una inversión de 90 millones de dólares, ha logrado abaratar en un 74% el costo por viaje en relación al modelo Delta IV Heavy, con la capacidad de llevar casi el triple de carga.

¿Qué llevaba el cohete? Un automóvil Tesla Roadster color cereza, con “Starman” al volante, un maniquí portando el traje espacial diseñado en SpaceX y al tablero el mensaje “Don’t panic!”, en referencia a la novela de ciencia ficción “La Guía del Viajero Intergaláctico”. Lo que pareciera ser el más grande spot publicitario de la historia, también resulta ser un enorme avance para la industria espacial.

El mayor éxito de este primer lanzamiento fue la recuperación de los propulsores del cohete para su reutilización, mismos que aterrizaron de forma autónoma con una sincronización perfecta, algo que hace 10 años parecía ciencia ficción. Además de abaratar el costo de lanzamiento, el Falcon Heavy permitirá poner en órbita satélites más grandes y emplearse en turismo espacial, lunar e incluso marciano.

El CEO Elon Musk declaró el año pasado que para 2024 lanzará una misión a Marte en el cohete BFR (Big Fucking Rocket) con capacidad de hasta 120 personas, cuando la NASA anunció la suya 11 años después. ¿El objetivo? Colonizar el planeta rojo, frente a la amenaza potencial a la que hemos orillado a la Tierra, en palabras del profesor Stephen Hawking “no hay un futuro a largo plazo para nuestra especie si permanece en la Tierra”.

¿Quién  es  Elon  Musk?  De  origen  sudafricano  y  fundador  de  PayPal,  es  considerado  el  “Tony Stark” de la industria espacial, a sus 46 años acumula una fortuna de 20,3 millones de dólares y es director de empresas  que  marcan  un  referente  de  innovación  en  su  sector,  como  Tesla  (autos  eléctricos), SolarCity (energía solar), The Boring Company (transporte de alta velocidad), Starlink (internet de banda  ancha  global),  OpenAI  (sistemas  de  inteligencia  artificial) y Neuralink  (interfaz cerebro/computadora).

En la actualidad el 75% del consumo en la industria espacial proviene del sector privado, en los próximos  años  el  mercado  espacial  crecerá  con  fuerza  y  Musk,  uno  de  los  hombres  más influyentes de la ciencia y la tecnología de nuestros días, podría ser el visionario que privatice el viaje  espacial,  no  es  tan  atrevido  pensar  que  en  el  futuro  SpaceX  sea  más  reconocido  que  la NASA.

El futuro es tan difícil como inevitable de visualizar, imaginar nuevos escenarios ayuda a romper nuestras barreras mentales, necesitamos ser más capaces de conjugar el futuro en el presente para poner en órbita nuestro talento y reinventar el futuro de la raza  humana. Por lo pronto, mientras Zuckerberg nos alimenta el ego, Elon Musk aspira a salvar a la especie humana de nosotros mismos, después de todo él “sólo trata de pensar en el futuro y no estar triste”.

Cambia tu forma de ver las cosas y las cosas que ves cambiarán, al fin cada uno ve lo que sabe, hasta aquí así nos conectamos.

 

 

 

 

 

 

Posted in Tecnologia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *