Modifica tu mindset para lograr lo que te propongas

Porque como decía Einstein:

“Loco es aquel que, haciendo siempre lo mismo, espera resultados distintos”

Para hacer un cambio en nuestros patrones mentales es importante modificar nuestras creencias de raíz.

Por Martha Huerta

Primero, definamos ¿Qué es el Mindset? este concepto que fue creado por la psicóloga Carol Dweck, se define como la capacidad que tenemos los seres humanos para aceptar los defectos, debilidades y otros aspectos negativos del ser humano, y creer que es posible avanzar, cambiar, crecer y alcanzar el éxito, nuestra mentalidad de lo posible. En pocas palabras son tus patrones mentales que te definen como una persona que puede alcanzar el éxito en todas las áreas de tu vida o no.

Si mi casete mental está enfrascado en No puedo, es muy difícil, es imposible, hay que sufrir para tener dinero, etcétera, por más propósitos, intenciones y esfuerzos que hagamos este 2018 será muy similar en resultados al anterior, porque tarde o temprano terminamos autosaboteando nuestro proceso, ya que dentro muy dentro de nosotros existe aún esa voz que nos dice: que bien todo tu esfuerzo, pero igual no llegarás muy lejos porque ya sabes que no puedes.

Para hacer un cambio en nuestros patrones mentales es importante modificar nuestras creencias de raíz; eso que yo creo firmemente es lo que está modificando mi futuro. Esas creencias como ya se ha venido platicando vienen desde nuestra infancia y las damos por sentado,  nunca las ponemos en tela de juicio. Para poder hacer un cambio interno, de creencias podemos ayudarnos un poco poniendo mayor atención en la manera en la que nos comunicamos, nuestro vocabulario expresa gran parte de nuestro mundo interior. Todo aquello que pensamos, cómo nos hablamos, cómo nos expresamos, qué palabras elegimos emanan cierta vibración y van moldeando nuestro futuro, pues tienen un impacto muy fuerte en la realidad que vamos creando.

Empecemos por eliminar ciertas palabras de nuestro vocabulario y observa como tus emociones se van modificando y recuperando tu poder personal.

  1. Culpa: La palabra Culpa nos inmoviliza, nos estanca y nos confina a nuestra zona de confort, nos roba la capacidad de accionar, haciéndonos sentir incorrectos todo el tiempo. En lugar de la palabra culpa puedes referirte mejor al hecho de sentirte arrepentido por tus acciones, ya que te mueve del bloqueo a la acción de enmendar tus errores, lo cual te aportará un gran crecimiento en tu vida.
  2. Deber: esta palabra nos hace el día pesado, nos hace sentir que son obligaciones que no deseamos cumplir pero de no hacerlas me sentiría culpable. En lugar de utilizar la palabra debo, cámbiala por quiero hacerlo, así te regresará el poder de acción.
  3. Imposible: sin necesidad de caer en el positivismo exagerado, utilizamos la palabra imposible sin responsabilidad alguna, existen situaciones con baja probabilidad de suceder pero no por ello significa que sea imposible, al catalogarla como imposible eliminamos todo porcentaje de probabilidad de que suceda y nos mueve a un estado mental de frustración. En lugar de imposible puedes mencionar que es poco probable.
  4. Odio: esta palabra refleja una de las emociones más densas y dañinas que podemos sentir, y utilizamos esta palabra comúnmente para referirnos a situaciones que nos agradan poco, pero no necesariamente que odiamos. Tomar consciencia del sentimiento real y darle el nombre que merece: me desagrada, me hace enojar, me causa frustración, etc.
  5. Nunca, Jamás, Siempre, Por siempre: la vida es un constante cambio, utilizar estas palabras nos cierra al flujo de la vida, nos cierra puertas y nos inmoviliza.
  6. Cuando sea, cualquier día, algún día; estas palabras nos alejan de la meta, seguirán siendo sueños sin aterrizar y nos mueven por el mundo de los sueños y las ilusiones sin consolidar la meta deseada. Aterriza, pon la fecha, manda la señal correcta.

Toma consciencia siempre de tus pensamientos, de tus creencias, pero principalmente de tus palabras, pues están constantemente dándole forma a tu vida, segundo a segundo.

Este 2018 recuerda que SÍ PUEDES, el poder de alcanzar tus metas es solamente tuyo, no es gracias a la suerte si no a la capacidad de transformarte y reinventarte.

Posted in Lifestyle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *