¿Qué es eso del crowdfounding?

Es un modelo sólido que está generando una economía en la que no se necesitan los grandes capitales ni los bancos, sino la fuerza más importante en un mercado: consumidores.

Indiegogo y Kickstarter, han creado toda una cultura alrededor de la idea de obtener dinero de desconocidos a cambio de valor.

En México existe Fondeadora, una plataforma nacional que ha logrado atraer capital para un sinnúmero de proyectos.

Por Manuel D’Argence

En el mundo de las Startups o los emprendimientos de capital no hay nada mejor que un grupo de personas con suficiente dinero para invertir en tu idea.

Una empresa de reciente creación con una buena idea y una solución en el mercado puede salir a buscar dinero de inversionistas a cambio de una participación en el negocio y obtener suficiente dinero para hacer esa idea realidad.

Conseguir dinero para hacer realidad una idea prácticamente no tiene lados negativos como modelo en sí mismo, pero sin duda tiene sus desventajas cuando vemos de cerca el componente humano alrededor del dinero, el ego y los negocios.

Por eso, la pregunta es ¿Qué es mejor que un grupo pequeño de inversionistas con mucho dinero?

La respuesta es genial: Una multitud de personas con poquito dinero.

He ahí el famoso Crowdfunding: muchas personas, una masa de personas en la que cada individuo tiene un poquito de dinero y, lo mejor, no espera ser dueño de tu empresa. Lo único que quiere es lo que tu negocio vende.

El crowdfunding no es una novedad. Desde hace casi diez años, las plataformas más notorias en este modelo de negocio, Indiegogo y Kickstarter, han creado toda una cultura alrededor de la idea de obtener dinero de desconocidos a cambio de valor.

El funcionamiento es simple:

1.- Tienes una idea de producto, servicio, proyecto artístico o cualquier cosa que requiera capital.

2.- Abres una cuenta en la plataforma que prefieras y subes información de tu producto, servicio o proyecto

3.- Ofreces a tus potenciales inversionistas recompensas a cambio de su dinero. Puede ser envío temprano del producto que vas a lanzar o publicación de sus nombres en materiales publicitarios, cenas y eventos. Casi cualquier cosa que tu imaginación permita y sea viable es posible.

4.- Publicas tu proyecto, lo promueves y esperas a que el mercado responda.

Hasta el día de hoy, las plataformas de crowdfunding han generado economías y casos de éxito notables.

Entre Kickstarter e Indiegogo se han financiado proyectos por un total superior a los 4 mil millones de dólares.

En esa cantidad han participado con mucho o poco más de 40 millones de personas y los proyectos que han nacido de estas masas de aportantes de capital no son tampoco poca cosa.

Conocemos hoy casos de drones, carteras, consolas de videojuegos y hasta películas con estreno mundial como ‘Veronica Mars’ que han logrado financiarse exclusivamente a través de plataformas de crowdfunding. Producciones discográficas de artistas mainstream y toda una industria de impresión 3D casera han nacido por completo en el ecosistema de estas plataformas.

En México tampoco somos nuevos. Desde hace ya algunos años existe ‘Fondeadora’, una plataforma nacional que ha logrado atraer capital para un sinnúmero de proyectos. De Fondeadora han nacido videojuegos con temática de historia mexicana y varias aplicaciones que hoy tienen una vida muy exitosa en terminales móviles alrededor del mundo.

Fondeadora logró atraer inversión a proyectos independientes por más de 180 millones de pesos que se reunieron entre más de 160 mil personas. Llegó a un éxito tal que en 2016 fue adquirida por la propia Kickstarter.

Sin embargo, el crowdfunding en México tomó un giro especial. Vimos una increíble cantidad de proyectos altruistas o de interés social buscar fondeo en la plataforma.

En Fondeadora se financió, por ejemplo, buena parte de la educación de Paloma Noyola, la niña que fue calificada por la revista Wired como la próxima Steve Jobs.

Por eso, en la fusión de Fondeadora y Kickstarter, ambos crearon Donadora, un sitio de crowdfunding dedicado a este tipo de proyectos.

El crowdfunding es un modelo sólido que está generando una economía en la que no se necesitan los grandes capitales ni los bancos, sino la fuerza más importante en un mercado: consumidores.

No es un fenómeno solitario. Si damos dos pasos atrás, es la macrotendencia de la economía compartida o share economy que cada vez toma más espacios en todo el mundo.

 

 

Posted in Tecnologia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *