La Oposición

Al PAN en el Congreso le ha faltado contundencia en los temas fundamentales que históricamente este partido político ha defendido: la democracia, la pluralidad, la transparencia y la rendición de cuentas.

 

Por Juan Carlos Zúñiga

Los diputados del PAN realizaron el 23 de agosto pasado su reunión plenaria para definir la agenda que tendrán en el tercer año de legislatura del Congreso del Estado.

Como parte de dicha actividad, fuimos invitados el Dr. Víctor Peña, investigador de El Colegio de Sonora; y un servidor, como periodista y conductor de Uniradio Noticias, para exponer cómo vemos el trabajo de este partido en el Congreso.

Por ello, compartiré en este espacio una síntesis de lo que ahí expuse:

Mi opinión es que al PAN en el Congreso le ha faltado contundencia en los temas fundamentales que históricamente este partido político ha defendido: la democracia, la pluralidad, la transparencia y la rendición de cuentas.

Y vaya que a Sonora le hacen falta contrapesos. Estamos frente a una circunstancia política estatal donde disentir se ha vuelto bastante complicado y los entes que se supone deben fungir como contrapesos están en actitud contemplativa.

Las universidades y los centros de estudios no se quieren meter en problemas y no se posicionan en los temas fundamentales. Los organismos empresariales tampoco, salvo excepciones contadas. La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) tiene meses ausente, pese a temas de coyuntura que han sido de gran relevancia.

El Instituto Sonorense de Transparencia Informativa ralentiza la admisión de recursos de revisión contra sujetos obligados que se niegan a responder solicitudes de información, cuando los admite viola los tiempos procesales para notificar y resolver. Cuando resuelve tarda más del tiempo legal en requerir al sujeto obligado para hacerlo contestar. En resumen: pareciera que buscan desincentivar a los recurrentes, que se cansen de esperar, para que la información siga en la opacidad.

Las organizaciones de la sociedad civil que disienten son atacadas y sus integrantes difamados. Tan solo veamos lo que les ha ocurrido a la directora de Sonora Ciudadana, Leticia Cuesta, por no estar de acuerdo en la forma en que se integró el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción; y Silvia Núñez, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, por tener una posición crítica frente a la negativa de decretar Alerta de Género para el municipio de Cajeme.

Ante estas circunstancias no se ve al PAN en el Congreso haciendo un contrapeso contundente. Y la percepción que me queda es que pareciera que sigue agachado, avergonzado, con sentido de culpa, por el desempeño de las administraciones estatal y municipal de Hermosillo anteriores en el tema de la corrupción.

Y para muestra la falta de contundencia en la conformación del Sistema Estatal Anticorrupción. Salvo dos o tres comunicados o posicionamientos políticos, no hubo alguna impugnación ante la justicia federal, algún recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la conformación de un aparato cuestionado en su integración.

En este contexto, ¿qué espero de un grupo parlamentario de Oposición?:

-Que fortalezcan los contrapesos institucionales. Por ejemplo: que revisen si la CEDH y el Instituto de Transparencia Informativa están funcionando. Si están implementando correctamente la defensa de los derechos humanos y del derecho a la información, respectivamente.

-Que defiendan la libertad de expresión, para empezar poniendo el ejemplo como uno de los poderes. Es inadmisible que presionen para evitar críticas mediante la clásica priista: “no te pago para que me pegues”.

-Que fortalezcan a la sociedad civil organizada. Es inadmisible que el Poder Legislativo permanezca en actitud contemplativa cuando se emprenden campañas de desprestigio contra quienes tienen una posición crítica.

-Que en aras de escuchar a los ciudadanos eliminen privilegios a la clase política… ¿Por qué el Congreso de Jalisco sí pudo bajar las prerrogativas de los partidos políticos y aprobar la eliminación del fuero y aquí no?

¿Qué está en juego?

Que con las experiencias en torno a los comités ciudadanos alrededor del Sistema Estatal Anticorrupción y el Comité Ciudadano del Transporte, se desincentive la participación de ciudadanos de a de veras en la cosa pública. Yo no sé cómo vaya a resultar la sustitución de la vacante en el Comité de Participación Ciudadana, después de los hechos anteriormente narrados… No sé qué tanto los políticos están provocando que los ciudadanos se desinteresen por participar en estos procesos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posted in Opinion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *